Saltar la navegación

Nadie nace enseñado

Prospecto

- ¿Alguien puede decirme algún ejemplo de texto en el que se den instrucciones?

- Pregúntale a mi padre, profe, que se ha pasado el fin de semana intentando descifrar un manual para montar unas estanterías.

- ¿Vale una receta de cocina? Al fin y al cabo, enseña cómo se elabora un plato.

- ¿Y el prospecto para tomar unas pastillas?

- ¡Estupendo! Cualquiera de esos ejemplos me sirve, pues en todos ellos se dan unas indicaciones con las que se enseña a hacer o manejar un determinado producto.

Actividad de Lectura

Podemos dar instrucciones para casi todo, ¿verdad? Pues ahora fijaos en cómo lo hace Julio Cortázar, escritor argentino.

 

Instrucciones para llorar, Julio Cortázar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.

Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Historias de cronopios y famas. Julio Cortázar.

Tarea

Redactar unas instrucciones

Nosotros queremos unas instrucciones para aprender a hacer algunas cosas. Redacta en tu cuaderno un texto de diez líneas en el que des unas instrucciones literarias (mínimo diez líneas) sobre alguno de estos temas: para dormir, para soñar, para leer, para agradar, para alegrarse, para sonreír, para pensar, para jugar, para bailar.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0