Saltar la navegación

Poesía y diálogo

Actividad de Lectura

Además de en la narración, podemos encontrar el diálogo en la lírica. Aquí tienes un buen ejemplo.

 

Cantan los niños
en la noche quieta;
¡arroyo claro,
fuente serena!

Los niños
¿Qué tiene tu divino
corazón en fiesta?


Yo
Un doblar de campanas
perdidas en la niebla.


Los niños
Ya nos dejas cantando
en la plazuela.
¡Arroyo claro,
fuente serena!

¿Qué tienes en tus manos
de primavera?


Yo
Una rosa de sangre
y una azucena.


Los niños
Mójalas en el agua
de la canción añeja.
¡Arroyo claro,
fuente serena!
(...)

Federico García Lorca, Balada de la placeta

¿Por qué decimos que es este un texto dialogado? ¿Qué estilo se emplea en él? ¿Qué recursos?

Autoevaluación

Como repaso final, escucha la leyenda Los ojos verdes, de Bécquer. Presta atención a la locución. Señala, después, qué afirmaciones sobre el texto son verdaderas y cuáles son falsas:

Pregunta 1

1. El narrador comienza presentando la historia y a sus protagonistas:

Pregunta 2

2. Toda la historia está contada por el narrador en tercera persona:

Pregunta 3

3. Escuchamos la voz de dos personajes que dialogan:

Pregunta 4

4. Exclamó, dijo... son verbos empleados por el narrador para introducir a los personajes.

Pregunta 5

5. El narrador hace intervenir a los personajes en estilo indirecto:

Pregunta 6

6. Fernando cuenta, en primera persona, la atracción que siente hacia la fuente de Los Álamos:

Tarea


Cuéntame un cuento

La mayoría de los cuentos basan su fuerza en tener un final sorprendente o impactante (un poco como los chistes). Muchas veces, este final surge a partir  de malentendidos o dobles sentidos en los diálogos  de los personajes.

Nosotros vamos a trabajar con un cuento. Lo leeremos con atención y después trabajaremos a partir de él. Tendréis que intentar narrar la misma historia desde distintos puntos de vista y además representarla ante vuestros compañeros.

 

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0