Saltar la navegación

Guía didáctica

Introducción

Este recurso educativo abierto (REA) de la materia de Lengua Castellana y Literatura está dirigido al alumnado de 2º de ESO, si bien podría ser utilizado también, introduciendo unas leves modificaciones, en el primer y tercer curso de Secundaria. En él se desarrollan los siguientes bloques de contenidos: bloque 1 (Comunicación oral: escuchar y hablar), bloque 2 (Comunicación escrita: leer y escribir) y bloque 3 (Conocimiento de la lengua).

El proceso de aprendizaje se organiza en torno a un proyecto cuyo eje son los procesos de comprensión y producción de textos escritos y audiovisuales ligados a una determinada tipología textual: la descripción.

El objetivo final de este proyecto es que el alumnado diseñe una yincana de códigos QR a partir de vídeos producidos por ellos mismos que tienen como eje central la descripción de seres de ficción

GD_mapa

Mapa Unsplash (CC0)

El proyecto está organizado en tareas relacionadas con las distintas fases de la producción textual. En cada una de estas tareas se realizan actividades con diferentes tipos de agrupamientos, dando especial relevancia al trabajo en equipo mediante la utilización de técnicas de trabajo cooperativo, lo cual no es óbice para que en determinados momentos del proyecto se realicen también actividades de tipo individual.

Dado que el uso de las herramientas digitales y de la Red será constante en el trabajo, en el caso de que el aula no cuente con dispositivos digitales, será necesario el empleo de la sala de ordenadores.

Apartados del proyecto

 

Evaluación

Para la evaluación se utilizan, en diferentes momentos del proceso, una serie de herramientas con finalidades y características distintas.

Documentos y recursos

En todas las tareas de aprendizaje se proporcionan una serie de herramientas que sirven de andamiaje en el proceso de aprendizaje del alumnado. Dichas herramientas son de diferentes tipos: documentos, herramientas de evaluación, manuales, recursos y vídeos.

Documentos
Herramientas de evaluación
Manuales
Recursos
Vídeos

Temporalización

En este apartado se hace una previsión del número de sesiones necesarias para el desarrollo en el aula de cada una de las partes del proyecto. El número de sesiones es una orientación aproximada, ya que dependerá del ritmo de aprendizaje del alumnado y de los intereses y actividades que puedan plantearse o surgir a lo largo del proyecto.

GD_watches

Relojes Couleur (Licencia CC0 Public Domain)

  • Tarea 1. Primeros pasos. 1/2 sesiones.

  • Tarea 2. Conocemos los textos descriptivos. 4 sesiones.

  • Tarea 3. Describimos seres de ficción. 4 sesiones.

  • Tarea 4. Creamos un vídeo. 4 sesiones.

  • Tarea 5. Diseñamos la yincana de códigos QR. 4 sesiones.

Referencias curriculares

 

GD_king

King Mamdg (Licencia CC0 Public Domain)

Competencias clave

El trabajo por proyectos contribuye de forma eficaz a la adquisición de las siete competencias clave recogidas en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), en la medida en que dicha metodología implica el desarrollo de actividades variadas y la formación de agrupamientos diversos, favorece el aprendizaje significativo y promueve el pensamiento crítico y la iniciativa personal.

El documento titulado “Competencias clave en el REA” contiene un resumen de todas las competencias trabajadas en este proyecto.

Contenidos

Contenidos del bloque 1. Comunicación oral: Escuchar y hablar

  • Comprensión, interpretación y valoración de textos orales.
  • Conocimiento y uso progresivo autónomo de las estrategias necesarias para la producción y evaluación de textos orales.


Contenidos del bloque 2. Comunicación escrita: leer y escribir

  • Conocimiento de uso de las técnicas y estrategias necesarias para la comprensión de textos escritos.
  • Lectura, comprensión, interpretación y valoración de textos escritos pertenecientes a distintos ámbitos de uso.
  • Lectura, comprensión e interpretación de textos descriptivos.
  • Utilización progresivamente autónoma de los diccionarios, de las bibliotecas y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación como fuente de obtención de información.
  • Conocimiento y uso de las técnicas y estrategias para la producción de textos escritos: planificación, organización de la información, redacción y revisión del texto.
  • Escritura de textos descriptivos.
  • Interés creciente por la composición escrita como fuente de información y aprendizaje y como forma de comunicar sentimientos, experiencias, conocimientos y emociones.


Contenidos del bloque 3. Conocimiento de la lengua

  • Conocimiento, uso y valoración de las normas ortográficas y gramaticales, reconociendo su valor social y la necesidad de ceñirse a ellas para conseguir una comunicación eficaz.
  • Manejo de diccionarios y otras fuentes de consulta en papel y formato digital sobre el uso de la lengua.
  • Reconocimiento, uso y explicación de los conectores textuales y de los principales mecanismos de referencia interna, tanto gramaticales como léxicos.
  • Reconocimiento, uso y explicación de los diferentes recursos de modalización en función de la persona que habla o escribe.
  • Explicación progresiva de la coherencia del discurso teniendo en cuenta las relaciones gramaticales y léxicas que se establecen en el interior del texto y su relación con el contexto.

Criterios de evaluación

Los criterios de evaluación son los parámetros que sirven como base para evaluar los aprendizajes del alumnado y, por lo tanto, deben servir como referencia para valorar lo que el alumno sabe y sabe hacer al finalizar el proyecto. Por este motivo, en los criterios de evaluación hay implícita una parte teórica, que se refiere a la adquisición de conocimientos, además de una parte práctica, que hace referencia a lo que el alumno sabe hacer.

Bloque 1. Comunicación oral: escuchar y hablar

  • Comprender, interpretar y valorar textos orales.
  • Reconocer, interpretar y evaluar la claridad expositiva, la adecuación, coherencia y cohesión del contenido de las producciones orales propias y ajenas.


Bloque 2. Comunicación escrita: leer y escribir

  • Aplicar estrategias de lectura comprensiva y crítica de textos.
  • Leer, comprender, interpretar y valorar textos.
  • Seleccionar los conocimientos que se obtengan de las bibliotecas o de cualquier fuente de información impresa en papel o digital integrándose en una proceso de aprendizaje continuo.
  • Aplicar progresivamente las estrategias necesarias para producir textos adecuados, coherentes y cohesionados.
  • Escribir textos en relación con el ámbito de uso.
  • Valorar la importancia de la escritura como herramienta de adquisición de los aprendizajes y como estímulo del desarrollo personal.


Bloque 3. Conocimiento de la lengua

  • Aplicar los conocimientos sobre la lengua y sus normas de uso para resolver problemas de comprensión de textos orales y escritos y para la composición y revisión progresivamente autónoma de los textos propios y ajenos, utilizando la terminología gramatical necesaria para la explicación de los diversos usos de las lenguas.
  • Usar de forma efectiva los diccionarios y otras fuentes de consulta, tanto en papel como en formato digital, para resolver dudas en relación al manejo de la lengua y para enriquecer el propio vocabulario.
  • Identificar los conectores textuales presentes en los textos reconociendo la función que realizan en la organización del contenido del discurso.
  • Identificar la intención comunicativa de la persona que habla o escribe.
  • Interpretar de forma adecuada los discursos orales y escritos teniendo en cuenta los elementos lingüísticos, las relaciones gramaticales y léxicas, y la estructura y disposición de los contenidos en función de la intención comunicativa.
Estándares de aprendizaje

Los estándares de aprendizaje son especificaciones de los criterios de evaluación que permiten valorar el desarrollo competencial del alumnado. En ellos se concreta lo que el alumno debe saber, comprender y saber hacer en este proyecto. Por lo tanto, como elementos de mayor concreción, deben ser observables, medibles y evaluables, lo que permitirá graduar el rendimiento o logro alcanzado.


Bloque 1. Comunicación oral: escuchar y hablar

  • Comprende el sentido global de textos orales identificando su estructura, la información relevante y la intención comunicativa del hablante.
  • Interpreta y valora aspectos concretos del contenido y de la estructura de textos descriptivos, emitiendo juicios razonados.
  • Utiliza progresivamente los instrumentos adecuados para localizar el significado de palabras o enunciados desconocidos (demanda ayuda, busca en diccionarios, recuerda el contexto en el que aparece...).
  • Conoce el proceso de producción de discursos orales, valorando la claridad expositiva, la adecuación, la coherencia del discurso y la cohesión de los contenidos.
  • Reconoce los errores de la producción oral propia y ajena a partir de la práctica de la evaluación y autoevaluación, proponiendo soluciones para mejorarlas.
  • Organiza el contenido y elabora guiones previos a la intervención oral formal.
  • Pronuncia con corrección y claridad, modulando y adaptando su mensaje a la finalidad de la práctica oral.
  • Evalúa, por medio de guías, las producciones propias y ajenas, mejorando progresivamente sus prácticas discursivas.


Bloque 2. Comunicación escrita: leer y escribir

  • Reconoce y expresa el tema y la intención comunicativa de textos escritos, identificando la tipología textual seleccionada, la organización del contenido, las marcas lingüísticas y el formato utilizado.
  • Localiza informaciones explícitas e implícitas en un texto relacionándolas entre sí y secuenciándolas, y deduce informaciones y valoraciones implícitas.
  • Utiliza, de forma autónoma, diversas fuentes de información.
  • Conoce y maneja habitualmente diccionarios impresos o en versión digital.
  • Aplica técnicas para planificar sus escritos y redacta borradores de escritura.
  • Escribe textos usando el registro adecuado, organizando las ideas con claridad, enlazando en secuencias lineales cohesionadas y respetando las normas gramaticales y ortográficas.
  • Revisa el texto para aclarar problemas con el contenido (ideas y estructura) o la forma (puntuación, ortografía, gramática y presentación), evaluando su propia producción escrita o la de sus compañeros.
  • Reescribe textos propios y ajenos aplicando las propuestas de mejora que se deducen de la evaluación de la producción escrita y ajustándose a las normas ortográficas y gramaticales que permiten una comunicación fluida.
  • Escribe textos propios imitando textos modelo.
  • Utiliza en sus escritos palabras propias del nivel formal de la lengua, incorporándose a su repertorio léxico y reconociendo la importancia de enriquecer su vocabulario para expresarse oralmente y por escrito con exactitud y precisión.
  • Valora e incorpora progresivamente una actitud creativa ante la escritura.
  • Conoce y utiliza herramientas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para dar a conocer sus trabajos.


Bloque 3. Conocimiento de la lengua

  • Reconoce y corrige errores ortográficos y gramaticales en textos propios y ajenos, aplicando los conocimientos adquiridos para mejorar la producción de textos verbales en sus producciones orales y escritas.
  • Utiliza fuentes variadas de consulta en formatos diversos para resolver sus dudas sobre el uso de la lengua y para ampliar su vocabulario.
  • Conoce y utiliza adecuadamente las formas verbales en sus producciones orales y escritas.
  • Reconoce y usa los conectores textuales y los principales mecanismos de referencia interna, gramaticales y léxicos, valorando su función en la organización del contenido del texto.
  • Reconoce la expresión de la objetividad o subjetividad identificando las modalidades oracionales en relación con la intención comunicativa del emisor.
  • Explica la diferencia significativa que implica el uso de los tiempos y modos verbales.
  • Reconoce la coherencia del discurso atendiendo a la intención comunicativa del emisor, identificando la estructura y disposición de contenidos.

Recomendaciones para el profesorado

El profesorado puede desarrollar este proyecto libremente, adaptándolo a sus intereses y, sobre todo, a la realidad de los grupos con los que esté trabajando. No obstante, se ofrecen aquí unas pautas y orientaciones generales que pueden ser de ayuda para la implementación del proyecto en el aula.

Antes de comenzar, dar a conocer al alumnado el proyecto

Es muy importante que el alumnado se sienta motivado y conozca desde el principio la totalidad del proyecto, es decir, que sepa de antemano qué va a aprender, cómo y para qué. De hecho, de esta fase previa puede depender el éxito o el fracaso del proyecto.

Por lo tanto, es recomendable que, antes de iniciar el proyecto, se realicen las siguientes actividades:

  • Contextualizar el objeto de aprendizaje procurando que suscite interés.

  • Plantear de manera clara cuáles van a ser los objetivos, qué actividades van a realizarse y cuál va a ser la tarea final.

  • Explicitar cómo se llevará a cabo la evaluación: cuáles serán las herramientas y los criterios de evaluación.

A lo largo del proyecto asegurarse de que los alumnos y alumnas...

  • Sean conscientes de en qué fase del proyecto se encuentran.

  • Sepan qué actividades tienen que realizar.

  • Conozcan cuál es la finalidad de cada una de esas actividades.

  • Tengan claro cómo deben organizarse para trabajar.

  • Sepan qué herramientas informáticas van a utilizar y conozcan su manejo.

  • Esten informados de cómo van a ser evaluados.

Reflexionar sobre el proceso de aprendizaje

El proyecto cuenta con una herramienta que ayuda a los alumnos a reflexionar sobre su propio proceso de aprendizaje: la bitácora de aprendizaje.

Dicha reflexión se realiza en distintos momentos a lo largo del proyecto:

  • Al inicio del proyecto, los alumnos reflexionan acerca de las expectativas y dudas que les genera el proyecto.

  • Al finalizar cada tarea, valoran el trabajo realizado, señalando qué han aprendido, a qué problemas han tenido que enfrentarse y cómo los han solventado.

  • Al terminar el proyecto, los alumnos reflexionan en su bitácora de aprendizaje acerca de su grado de implicación en el proyecto y del grado de dificultad de las tareas realizadas.

Promover el trabajo cooperativo

Para la realización de muchas de las actividades presentes en este proyecto se proponen técnicas cooperativas, lo que implica trabajar en grupos heterogéneos.

Asimismo, desde el inicio del proyecto se sugiere la utilización de un cuaderno de equipo analógico o digital en el que queden reflejados los distintos roles que asumen los diferentes miembros de cada equipo, así como los objetivos y las normas que han acordado.

Esta apuesta por el aprendizaje cooperativo supone una apuesta por una metodología que favorece la interacción, mejora las relaciones interpersonales, aumenta el rendimiento de los estudiantes, incrementa la responsabilidad individual y grupal y ayuda a entender la importancia de la interdependencia positiva. Además, la organización del alumnado para que trabaje de manera cooperativa asegura la participación de todos y el tratamiento a la diversidad dentro del aula.

Evaluar el proyecto

Es importante que los alumnos y alumnas, como protagonistas de su propio aprendizaje, puedan realizar una valoración final de lo que han aprendido y del proyecto en sí. Para ello se incluyen dos documentos al finalizar el proyecto:

Ser flexible y abierto

El proyecto se plantea como una propuesta de trabajo que puede y debe adaptarse a las circunstancias específicas de cada grupo y que tiene que dejar un margen para que los alumnos y alumnas hagan sus aportaciones y propuestas. Se trata, por lo tanto, de un documento abierto, flexible y puesto al servicio de la negociación dentro del aula.