Saltar la navegación

Guía didáctica

Introducción

El REA "La Guerra que cambio el mundo" es una secuencia didáctica que permite a los alumnos conocer diferentes aspectos de la Primera Guerra Mundial al mismo tiempo que recopila fuentes de información acerca de este tema. Se trata de un recurso que puede insertarse dentro del estudio de materias de Historia en Secundaria o Bachillerato. También puede utilizarse dentro de otras materias (como Lengua y Literatura, Historia del Arte o Filosofía) para contextualizar algunos de los contenidos.

La secuencia didáctica "La guerra que cambió el mundo" está dirigida a trabajar la Primera Guerra Mundial. No obstante, puede ser aplicable a cualquier otro gran conflicto como la Segunda Guerra Mundial, la invasión de Iraq, las guerras de Vietnam o Afgasnistán.

Aunque las tareas y actividades propuestas están diseñadas para llevarse a cabo con herramientas digitales, todas ellas pueden ser trabajadas en el aula con herramientas tradicionales. Algunos ejemplos: un mapa puede ser elaborado con Google Maps pero también dibujado directamente por los alumnos. Padlet es la herramienta recomendada para los murales virtuales pero estos pueden hacerse también en el aula con cartulinas, papel continuo.

Al terminar el trabajo de la secuencia los alumnos deben estar preparados para afrontar cualquier prueba (escrita, oral) sobre la PGM. También para llevar a cabo actividades como comentarios de textos de la época, imágenes o exposiciones sobre apartados concretos.

 

ESTRUCTURA DE LA SECUENCIA DIDÁCTICA

Las rúbricas de evaluación son un elemento fundamental de la secuencia. Ayudarán al profesor a evaluar el trabajo y a los alumnos a saber qué deben conseguir en cada momento.

La secuencia didáctica está organizada en seis apartados. En cada uno de ellos se proponen a los alumnos dos actividades diferentes:

  • Una tarea principal (obligatoria). A través de esta, los alumnos trabajan y aprenden acerca del tema. Cada una de ellas incluye la explicación de la misma, algunas orientaciones y la rúbrica de evaluación.
  • Una tarea de aplicación (optativa), con el título "Capaces de...". Se proponen diferentes trabajos de clase que permiten a los alumnos aplicar el aprendizaje adquirido y al mismo tiempo desarrollar diferentes competencias y capacidades relacionadas con la materia: redacción de textos ensayísticos, exposición de motivos y contenidos, análisis de materiales...

La secuencia puede ser trabajada totalmente o bien utilizar algunas de las tareas y actividades propuestas para complementar el trabajo del aula.

EVALUACIÓN

El modelo planteado se basa en la utilización de rúbricas de aprendizaje como herramienta de evaluación. Todas las tareas incluyen su propia rúbrica que puede ser utilizada por el profesor y los alumnos para revisar y calificar el trabajo. Es muy recomendable que los estudiantes participen en la valoración del trabajo de sus compañeros (coevaluación) y en el propio (autoevaluación).

Esta herramienta de evaluación es compatible con el uso de otros instrumentos como exámenes orales y escritos, comentarios de texto...

 

AGRUPAMIENTOS

Para la mayoría de las tareas se propone que los estudiantes trabajen en grupos de tres personas. Estos grupos pueden mantenerse estables durante toda la secuencia o bien modificarse para cada tarea. En función de las características de cada grupo-clase pueden optarse por grupos con más alumnos.

Recursos complementarios

El trabajo de la secuencia puede complementarse con multitud de recursos.

Pueden ser utilizados en el aula o recomendarse a los alumnos para que los consulten en casa o trabajen con ellos en actividades y tareas concretas.

Películas

Libros

Series de televisión

Documentales y recopilaciones de imágenes

Enlaces / Multimedia

Otras tareas para el aula

Estas son algunas tareas que pueden complementar el trabajo propuesto en la secuencia. Pueden llevarse a cabo en sustitución de alguna de las propuestas en el apartado "Capaces de..." o bien como nuevas tareas para llevar a cabo dentro y fuera del aula.

  • Crear una obra de arte relacionada con la guerra. Los alumnos pueden escoger entre diferentes tipos de producciones: escribir un poema, redactar un cuento, componer una canción, crear una pequeña escultura, hacer un dibujo, crear un collage con imágenes...
  • Redactar un manifiesto contra la guerra desde el punto de vista de los ciudadanos que vivían en uno de los países implicados. Puede ser un manifiesto firmado por un partido o asociación pero también por grupos como familiares de soldados, ex combatientes...
  • La nube de etiquetas, con términos y palabras claves relacionadas con el tema. Esta nube puede ser dibujada de manera tradicional en un mural o cartel o creada mediante herramientas digitales.
  • Asumir el rol de un personaje. Los alumnos asumirán el papel de un participante en la guerra (conocido o no). Tendrán que elaborar un monólogo de diez minutos en el que interpreten a ese personaje en primera persona. Tendrán que presentarse, contar sus experiencias en la guerra, hablar de sus sentimientos... Al final, se abrirá un turno de preguntas para que los compañeros y el profesor hagan algunas preguntas.
  • Un canal de radio sobre la guerra, con las grabaciones de textos leídos por los alumnos. Se incorporarán a un canal abierto en Ivoox. El profesor y los alumnos decidirán si es mejor incluir una selección de textos reales o bien que la clase redacte documentos o creen un pequeño noticiario sobre la guerra.

Recomendaciones para el profesorado

El desarrollo del proyecto está abierto a las decisiones de los profesores para adaptar la propuesta a la realidad de los grupos de clase con los que estamos trabajando. No obstante, hay algunas pautas básicas que deben ser tenidas en cuenta.

ANTES DE COMENZAR, DAR LA INFORMACIÓN GENERAL A LOS ALUMNOS

Utilizando la pizarra digital, un ordenador con acceso a Internet, pared o pantalla blanca, y vídeo-proyector, daremos un paseo por el proyecto, para que los chicos lo conozcan.

  • El contenido que se va a trabajar.
  • Los objetivos previstos.
  • El material que van a utilizar.
  • La temporalización prevista.
  • Criterios de evaluación.
  • Agrupamientos

ASEGURARSE DE QUE LOS ALUMNOS SABEN EN TODO MOMENTO...

  • Qué tienen que hacer.
  • Cómo lo tienen que hacer.
  • Para qué lo tienen que hacer.
  • Cómo van a ser evaluados.

REFLEXIONAR SOBRE EL PROCESO DE APRENDIZAJE

El proyecto incluye una herramienta que ayuda a los alumnos a reflejar el trabajo y los progresos realizados: el diario de aprendizaje. Este documento es fruto de la reflexión (individual o en grupo) del alumno en distintos momentos del desarrollo del proyecto.

Es de gran utilidad que los alumnos y alumnas puedan evaluar con total libertad la experiencia vivida y lo que han aprendido tras concluir el proyecto. Para ello se incluyen dos documentos:

SER FLEXIBLE Y RECEPTIVO

Este proyecto plantea una propuesta de trabajo que debe adaptarse a cada grupo aula. También debe dejar margen para que las aportaciones y sugerencias de los alumnos den pie a otras actividades y tareas diferentes que permitan trabajar los objetivos globales.

Una actividad primordial para los alumnos debe ser la búsqueda de sus propios recursos, fuentes de información y herramientas de trabajo.

Propuesta de temporalización

El desarrollo completo de la secuencia didáctica implica unas catorce sesiones de clase. Esta previsión incluye el desarrollo de todas las tareas y actividades previstas en cada apartado. Por tanto, el tiempo dedicado variará en función de la aplicación que el profesor haga en el aula de la propuesta.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0