Saltar la navegación

Leer el tema

Leer es una de las habilidades básicas para todo estudiante. Además, la lectura tiene valor por sí misma. No solo facilita al estudio sino que permite el desarrollo de otras competencias importantes para la formación académica y también para la vida personal.

El valor de la lectura. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons by

María Jesús Marín, alumna del IES "Enrique Díez-Canedo", explica en apenas un minuto por qué es importante leer. También recalca las habilidades comunicativas y sociales que aprecia en aquellos compañeros que son muy aficionados a la lectura.

Lectura previa al estudio

A la hora de enfrentarse con un tema o unidad, el principal objetivo es comprender lo que se dice y posteriormente asimilarlo. Esto exige que se lea todo el tema, para tener una idea de conjunto, y se conozca el significado de los términos más importantes.

¿Cómo leer un tema?

  • La lectura debe ser, en primer lugar, rápida. Así se conoce la globalidad del tema.
  • Posteriormente, es preciso hacer una lectura comprensiva, detenida. Esta lectura es fundamental, porque es la que facilita que entendamos el contenido.

Mejorar la habilidad lectora

Adolescentes leyendo periódicos

La lectura es una habilidad fundamental que debe ser trabajada y mejorada. La mejora de esta habilidad debe ser una prioridad para padres, educadores y estudiantes. 

No se trata solo de leer sino de comprender lo que se lee y saber obtener de los textos la información más importante. 

De nuevo recomendamos la aplicación Técnicas de Estudio. Esta incluye un apartado dedicado a la mejora de la lectura. Puede ser muy útil para empezar a trabajar en este aspecto.

Ayudar a leer mejor

reading
Dana Voss. Thanksgiving my friends' style (CC BY)

Padres y educadores tienen muy claro que la lectura es una actividad fundamental para cualquier estudiante. Sin embargo, a veces los padres dudan, no saben cómo conseguir que sus hijos lean más y entiendan bien lo que leen. Muchas de estas dudas tienen que ver con la idea de que es necesario tener conocimientos pedagógicos y literarios para poder ayudar a que alguien mejore su lectura.

Los padres tienen que tener claro que para poder contribuir a que sus hijos lean mejor solo son necesarios dos requisitos: interés y constancia. Actividades muy sencillas llevadas a cabo en la familia colaboran mucho a mejorar la lectura. Así lo refleja el análisis del informe PISA llevado a cabo en la publicación PISA in Focus.

Recogemos aquí ideas que pueden servir a los padres a ayudar a sus hijos a partir de actividades cotidianas.

 "¿Qué pueden hacer los padres...?"

La buena noticia que obtenemos de los análisis de los datos de PISA es que no hace falta tener un doctorado ni dedicar una infinidad de horas para que los padres influyan en los resultados. De hecho, muchas actividades entre padres e hijos que están asociadas a un mayor rendimiento en la lectura suponen relativamente muy poco tiempo y ningún conocimiento especializado. Eso sí, lo que exigen estas actividades es un auténtico interés e implicarse activamente...

 

"Los estudiantes nunca son lo bastante mayores para beneficiarse del interés que sus padres tienen en ellos"

Los resultados de PISA muestran también una fuerte asociación entre algunas actividades entre padres e hijos, cuando los hijos tienen 15 años, y el rendimiento en lectura según PISA. Por ejemplo, los estudiantes cuyos padres hablan sobre temas políticos o sociales con ellos ya sea semanal o diariamente tienen 28 puntos de ventaja, como promedio, sobre aquellos cuyos padres hablan de estos temas con menos frecuencia o nunca....

Los hallazgos de PISA muestran también que otras actividades entre padres e hijos, como “hablar de libros, películas o programas de televisión”, “hablar acerca de cómo les va a los hijos en la escuela”, “sentarse juntos a la mesa para comer” y “dedicar tiempo simplemente a hablar con los hijos”, están asociadas también con un mejor rendimiento del estudiante en lecturaen la escuela.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a tener éxito en los centros educativos?. Revista PISA IN FOCUS 2010 - 2011 (Noviembre)

Estudiar y trabajar la materia todos los días debe ser una de las rutinas de todo estudiante. Este hábito facilita entre otras cosas, la comprensión de los contenidos. El trabajo de estudio no tiene que consistir desde el principio en la memorización de los contenidos, sino que debe comenzar por la lectura comprensiva de la materia.

Estudiar todos los día. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons by

Pepe y Coral Sánchez Pulido dan un consejo básico: "Estudiar un poco todos los días". Ambos son alumnos de Secundaria en el IES "Enrique Díez-Canedo" y coinciden en que una simple lectura atenta y diaria de los temas puede ser la mejor manera de empezar a preparar un examen.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0