Saltar la navegación

Repasar, no copiar

Estudiar es una labor que requiere esfuerzo. En muchos casos, es imprescindible que los padres insistan a sus hijos para que estudien. De esta insistencia y de su continuidad dependerán muchas veces los resultados de los alumnos. 

La actitud de los padres. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons by

Aurelia Gómez es abuela de alumnas del IES "Enrique Díez-Canedo". Su experiencia con sus nietas sirve para ilustrar las diferentes actitudes y respuestas de los padres cuando los hijos no quieren estudiar. Estas actitudes paternas influyen directamente en el éxito o fracaso escolar de los hijos.

No perder el tiempo

Hay actividades que son una pérdida de tiempo, sobre todo si se llevan a cabo en clase. Dos ejemplos: pasar apuntes a limpio o copiar los apuntes de una clase perdida en otra.

Algunas técnicas de repaso

Después de estudiar y memorizar, es obligado repasar, comprobar que el aprendizaje ha sido eficaz. Será el momento de saber qué puntos no están claros para reforzarlos. De esta forma se culminará definitivamente la preparación de la prueba.

Para repasar hay muchas técnicas:

  • Recordar mentalmente los puntos más importantes. 
  • Comentar con otros compañeros o compañeras el contenido de las unidades.
  • Realizar las actividades explicando cada paso.
  • Escribir, en un papel o en el ordenador; los aspectos fundamentales, el esquema, los conceptos... Después compararlos con lo estudiado.

El repaso debe apoyarse cada vez más en las nuevas tecnologías. Estas permiten a los estudiantes llevar a cabo este trabajo de una manera más dinámica, creativa y efectiva. No se trata de llevar a cabo actividades totalmente nuevas o que roben mucho tiempo, sino de que los alumnos generen contenidos como textos, esquemas o vídeos divulgativos.

 
Estudiar con el  ordenador. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons by

Vicente López Mariño es un alumno de 1ª de Secundaria del IES "Francisco Daviña Rey". Como explica en este vídeo, usa habitualmente el ordenador como parte de su trabajo de repaso en casa. Incluso, crea materiales multimedia para que sus compañeros los consulten a través de Internet.

Preparar bien el examen

Alumnos estudiando

Memorizar y repasar son los dos últimos pasos en la preparación de un examen.

No se trata de aprender un montón de contenidos sino de retener lo fundamental (que hemos sintetizado en esquemas y resúmenes) y repasarlo antes del examen.

En todos estos apartados, lo más interesante es que los padres trabajen junto con sus hijos. Primero para analizar y después para mejorar y completar información.

Además del primer enlace que se sugiere en este apartado, podemos encontrar más información en la web de Aplicaciones didácticas.

¿Exigimos demasiado a nuestros hijos?

¿Tienen nuestros hijos demasiados deberes? ¿O por el contrario apenas trabajan en casa? ¿Cuánto tiempo dedicado al estudio en casa es mucho y cuánto es demasiado poco? Estas fueran algunas de las preguntas que intentó responder este debate del programa "Para todos la 2", emitido a raíz de la curiosa huelga de deberes convocada por algunas asociaciones de padres en Francia.

Portada vídeo con alumnos en clase 
¿Exigimos demasiado a nuestros alumnos? Programa "Para todos la 2". RTVE 2012

Quizá una respuesta estaría en la gradación. Obviamente, no puede dedicarse el mismo tiempo al estudio en casa en 1º de Primaria que en 3º de Secundaria. También es verdad, que los niños participan en una gran cantidad de actividades extraescolares que complementan su formación escolar.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0