Saltar la navegación

Les cuesta concentrarse

Las nuevas tecnologías pueden ser de gran ayuda para los estudiantes. Hay que enseñar y trabajar el uso adecuado de estas. De lo contrario, pueden convertirse en una fuente de distracción para los chicos. Los padres deben ser muy vigilantes, estableciendo normas y aprendiendo con sus hijos a sacar todo el potencial de estos recursos.

Evitar distraerse con Internet. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons

María Jesús Marín, alumna del IES "Enrique Díez-Canedo", habla de la forma de usar las nuevas tecnologías y de por qué limita el uso del ordenador a los tiempos libres. Un conocimiento adecuado de estas herramientas le permitiría incorporar Internet a sus recursos para el estudio, como  reconoce que hacen algunos compañeros.

Los síntomas

  • Desde que se sientan hasta que empiezan a estudiar pasa más de media hora.
  • Cualquier cosa que acontece a su alrededor atrae su atención y les hace perder el tiempo.
  • Aunque estén estudiando, lo hacen "a medio gas" y se les va fácilmente la imaginación.
  • Se levantan muchas veces, son incapaces de pasar más de cinco o diez minutos seguidos sentados.
  • Su rendimiento real es muy escaso. Están muchas horas en su lugar de estudio pero los resultados son bajos.

Cómo actuar

  • Ayudarles a establecer condiciones de estudio adecuadas: un lugar de estudio aislado, bien iluminado y con los materiales a su alcance.
  • Crear pautas de trabajo y rutinas que les ayuden a mejorar su concentración: lugar y horario fijos, orden en el desarrollo de las actividades.
  • Pactar con ellos una hora fija para comenzar y terminar de estudiar. Si una persona se acostumbra a hacer el esfuerzo de concentrarse todos los días a la misma hora, al cabo de unos días la cabeza se concentra más a esa hora.
  • Fijar objetivos pequeños y para poco tiempo. Dentro de su horario de estudio, podemos pedirles que entreguen el trabajo de cada materia cada media hora.
  • Eliminar del lugar de estudio los estímulos irrelevantes que puedan captar su atención: revistas, fotografías, radio, televisión, ordenador o teléfono móvil.
  • Establecer horarios y lugares para actividades como las redes sociales, la televisión, los vídeo-juegos o los juegos de ordenador. Pueden distraer la atención y los padres deben controlarlas y regularlas.
  • Ayudarles a establecer metas y fines para su estudio. No cabe duda de que cuando queremos algo de verdad y lo proponemos como meta, movilizamos todos los recursos que tenemos para tratar de alcanzarla.
  • Premiar los logros conseguidos: buenas notas, felicitaciones de los profesores, buenos trabajos realizados. Este tipo de motivación da sentido al trabajo y ayuda a mejorar la concentración.

Recursos para mejorar

Estudiando
Estudiando. Imagen de PatriColl en Flickr. LIcencia Creative Commons by sa

La concentración, como cualquier otra habilidad, puede trabajarse y mejorarse.

  • Otro contenido, Técnicas de concentración, nos da más información y una pequeña clase práctica para recopilar lo que hemos aprendido.

Algunos trucos

  • Darse tiempo máximo para la realización de cada tarea y exigirse realizarla en el tiempo previsto. No es conveniente enfrentarse a una tarea con tiempo ilimitado.
  • Hacer ejercicios de "calentamiento mental" antes de ponernos a estudiar. Por ejemplo, buscar palabras en un texto o tachar algunas letras en un contenido concreto.
  • Intercalar descansos para recuperar la concentración. Por cada hora u hora y media de estudio, unos minutos (5 o 10) de descanso. 
  • Para sujetar la imaginación podemos utilizarla en el estudio: en vez de hacer el esfuerzo de cambiar los pensamientos y empezar de nuevo cada vez, hay que poner la imaginación en cada tema de estudio. Por ejemplo, si estamos estudiando los volcanes, imaginar cómo son, la lava que echan... Esto ayuda también a que se grabe mejor lo que se está estudiando.

¿Cómo preparar un examen? El primer paso será trabajar bien en clase. Habrá que asegurarse de que se ha comprendido todo y resolver con el profesor las posibles dudas. El siguiente momento es el trabajo de organización y comprensión de la información en casa a través del subrayado y la elaboración de resúmenes y esquemas. Solo al final, llegará el momento de memorizar los contenidos fundamentales.

Estudiar un examen. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons

El examen es un momento clave para cualquier estudiante. Por eso, preparar bien las pruebas requiere de un trabajo continuo y de calidad. Javier García Valencia, alumno del IES "Enrique Díez-Canedo", cuenta el proceso que él sigue para preparar sus exámenes.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0