Saltar la navegación

Se bloquean en los exámenes

Los exámenes son situaciones generadoras de ansiedad para todos, pero hay personas que responden de manera sobredimensionada y se estresan más de lo normal. Este estrés tiene un efecto negativo en su rendimiento en los exámenes. No obstante, no hay que dar por supuesto que los hijos obtienen malas notas porque se bloquean. Las causas del fracaso en un examen pueden ser diversas.

 

El estrés de los exámenes. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons

No hay que obviar otras dificultades; como métodos de estudio inapropiados, mal uso de la memoria, dificultades de expresión o falta de preparación. María Jesús Marín es alumna de bachillerato del IES "Enrique Díez-Canedo". En este vídeo cuenta que sus resultados en los exámenes podrían ser mejores si consiguiera afrontarlos con más tranquilidad.

Los síntomas

Suelen ser buenos estudiantes. Quizá, tras algunas malas experiencias, pierden confianza en sí mismos y se sienten agobiados. El miedo a suspender les lleva a angustiarse y a mostrar algunas de estas señales:
  • Tienen en los días previos y en la realización de los exámenes un nivel de ansiedad o nerviosismo por encima de lo normal.
  • El estrés produce síntomas físicos: duermen mal, les sudan las manos, pierden apetito, incluso pueden llegar a tener palpitaciones.
  • Desarrollan algunos tics que desaparecen después del examen: se comen las uñas, mueven las piernas...
  • Tienen y expresan pensamientos negativos y catastrofistas sobre los resultados que van a obtener: "voy a suspender", "no puedo hacer el examen", "seguro que me quedo en blanco"...

Cómo actuar

  • Explicarles de manera didáctica qué es lo que está pasando y que sepan que tiene remedio lo que tanto les está afectando. Hablar acerca de la ansiedad y cómo se puede combatir y disminuir.
  • Ayudarles a evitar los pensamientos negativos y catastrofistas y sustituirlos por otros positivos. Por ejemplo, en lugar de decir "hay algo que no sé bien", pensar "Lo he estudiado todo y controlo lo más importante del tema".
  • Hacerles centrar la atención en lo que tienen que hacer aquí y ahora, sin pensar en el futuro.
  • Ayudarles a reflexionar fríamente: no compararse con los demás y ser realistas con su nivel de esfuerzo y conocimiento.
  • Enseñarles a relajarse para disminuir las alteraciones fisiológicas de la persona: sudoración, palpitaciones, etc. Es recomendable practicar un deporte pues tiene un efecto relajante. También ayuda  desahogarse de los miedos, respirar para serenarse, pensar en algo agradable...
  • Ante la ansiedad y el miedo, que pueden llevar hasta el abandono, es conveniente relativizar la situación para que no cometan el error de no presentarse al examen.

La mejor manera de rebajar la tensión que producen los exámenes es con un trabajo previo de preparación adecuado. Este trabajo debe basarse en el estudio y el repaso pero también en la realización de actividades que permitan luchar contra el estrés y llegar al momento de la prueba más relajados.

Rebajar el estrés de los exámenes. Vídeo de CeDeC MECD en Youtube. Licencia Creative Commons

María Jesús Marín, alumna del IES "Enrique Díez-Canedo" aporta algunas ideas para luchar contra el estrés que los exámenes producen a muchos estudiantes. Una de las recomendaciones básicas que hace es la de mezclar el tiempo de estudio con actividades de ocio que ayuden a distraer la atención del examen.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0