Saltar la navegación

Creamos nuestra propia civilización

La Arqueología es una disciplina de la Historia que se encarga del descubrimiento y el análisis de restos materiales del pasado. Es una de las ramas más apasionantes del estudio del pasado. Gracias a ella, hemos sido capaces de recuperar un sinfín de huellas de civilizaciones que desaparecieron en el tiempo. Un conjunto de restos desordenados y fragmentados, ha cobrado sentido gracias a la labor de los arqueólogos, que nos han permitido poder entender y apreciar el legado que dichas culturas nos han transmitido.

En las últimas décadas, el cine nos ha proporcionado divertidos ejemplos del trabajo de los arqueólogos dentro del género de aventuras. Seguro que nos suenan nombres como Indiana Jones, o películas como La Momia, entre muchas otras...

Realizaremos un breve debate en clase sobre cómo son representados los arqueólogos en este tipo de películas. ¿Creemos que el trabajo de los arqueólogos en la realidad se parece a como es reflejado en el cine? Podemos realizar una breve investigación para documentar nuestras opiniones.

¿Nos atrevemos a convertiros en intrépidos arqueólogos descubridores de civilizaciones perdidas? ¿En creadores de mundos perdidos a través de la aplicación del método de análisis histórico? Solo necesitamos saber Historia, ser capaces de viajar en el tiempo y nuestra imaginación...

Tarea final: crear nuestra propia civilización

Los equipos de clase tendremos que trabajar para aplicar todo lo aprendido hasta ahora para crear una civilización ficticia basada en el contexto histórico en el que surgieron las civilizaciones antiguas.

Debemos recrear una civilización que pudo haber existido en el pasado y que desapareció en un momento determinado, siendo descubierta recientemente por un equipo de jóvenes arqueólogos del que formamos parte. Crear una civilización es una tarea compleja pero apasionante, que requerirá el uso de todo nuestro conocimiento, imaginación y creatividad.

¿Cómo podemos presentar el resultado de nuestra tarea? A lo largo de la tarea nos vamos a implicar en un proceso de creación de los restos materiales o fuentes históricas encontradas de nuestra civilización. Estos documentos los podemos crear trabajando con cartulina, cartón, maquetas, cerámica, pintura... o bien mediante simulaciones de los mismos en formato digital a través de aplicaciones como MinecraftEdu.

Es necesario que en una carpeta de nuestro archivo personal vayamos guardando imágenes (o capturas de pantalla si usamos MinecraftEdu o similar) de todos los materiales que vamos a confeccionar. Una vez creado y documentado todo el material, elaboramos una presentación de diapositivas o un vídeo que sirva de apoyo para realizar una exposición oral sobre nuestra civilización perdida para el resto de la clase. 

Actividades para la tarea final

Localizamos geográficamente dónde apareció nuestra civilización

Creamos un mapa en el que aparezca la localización exacta de la ciudad o ciudades que incluía nuestra civilización y explicamos cuáles eran los recursos naturales o medioambientales que hicieron posible su existencia.

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, sigamos las siguientes recomendaciones:

  • Es necesario que la civilización que vamos a crear tenga unas características que hiciesen creíble su existencia. Es decir, aunque vamos a crear una civilización totalmente inventada por nosotros, sería recomendable que tenga rasgos de verosimilitud, que encajase en el conjunto de las civilizaciones que existieron en la Antigüedad.
  • La localización geográfica podría limitarse a Oriente Próximo o el entorno del Mar Mediterráneo, pues fueron las zonas en las que florecieron las civilizaciones históricas más destacadas durante la Edad Antigua.
  • La mayor parte de estas civilizaciones se organizaron en ciudades que contaban en su área cercana con uno o varios de los siguientes elementos: un río, que proporcionaba agua potable a los habitantes y que fertilizaba las tierras; el mar, que permitió la proyección comercial de estas ciudades o su expansión exterior; cerros o colinas en cuya cumbre se fundaba la ciudad, lo que proporcionaba protección natural a la urbe y hacía más difícil su conquista.
  • Las primeras civilizaciones históricas nacieron en medios naturales propicios, que permitieron al ser humano obtener excedentes agrarios y poder estimular la artesanía y el comercio. En este sentido, jugaron un papel esencial las crecidas de los ríos Tigris, Eufrates y Nilo, que inundaban las tierras próximas propiciando el desarrollo de los cultivos. En el caso de la civilización griega, por ejemplo, el medio geográfico montañoso de la Hélade dificultaba la prosperidad de la agricultura, por lo que fue el mar el recurso natural que posibilitó la expansión de su civilización mediante la fundación de colonias por el Mediterráneo.
  • Al decidir el marco geográfico en el que nació nuestra civilización, tengamos en cuenta qué recursos naturales presentes en la zona, pudieron posibilitar su desarrollo.
Elaboramos una maqueta de la ciudad principal de nuestra civilización

Sería recomendable que la reconstrucción de nuestra civilización incluyese al menos, un templo, el edificio en el que residía el gobernante o los gobernantes y diferentes barrios donde residía el conjunto de la población.

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, fijémonos en las siguientes recomendaciones:

  • Las primeras civilizaciones históricas nacieron de manera paralela a la ciudad. Los poblados neolíticos incrementaron su tamaño debido a las transformaciones económicas y demográficas producidas, creando núcleos de residencia mucho más amplios y complejos desde el punto de vista de sus funciones.
  • Las ciudades de las civilizaciones antiguas contaban con uno o varios templos, el palacio o residencia del gobernante, que en el mundo clásico se complementó con otras tipologías de edificios civiles en los que se desarrollaba la actividad política (por ejemplo, el Senado en Roma).
  • Los barrios de las ciudades podían organizarse siguiendo un entramado irregular de calles estrechas que se conformaban sin seguir un orden aparente. Sin embargo, a partir de la civilización griega, aparecieron las ciudades de plano ortogonal o reticular en las que las calles se extendían configurando un entramado en forma de cuadrícula. En algunos casos, como la ciudad romana, existían avenidas con nombre propio (cardo y decumano) que servían para organizar el resto de manzanas de la urbe.
  • Un rasgo frecuente de las ciudades antiguas era la existencia de una muralla que sirviese para proteger a la población de posibles ataques de pueblos enemigos.
  • Las civilizaciones griega y romana conllevaron una mayor participación del ciudadano en la vida pública del Estado, por lo que aportaron diversas tipologías civiles que dejaron su huella en la ciudad, tales como el teatro, el anfiteatro, la basílica, las termas... Además, Roma se especializó en la construcción de grandes obras de ingeniería que servían para proveer a las ciudades de diversos recursos, tales como los acueductos, puentes y calzadas.

Definimos el sistema político y social

Las civilizaciones antiguas aportaron importantes avances en los terrenos político, económico y social con respecto a las culturas prehistóricas. Por ello, ahora explicaremos, mediante textos o esquemas y organigramas, cómo era el sistema político de nuestra civilización, su organización económica y su estructura social.

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, fijémonos en las siguientes recomendaciones:

  • Las civilizaciones antiguas desarrollaron diferentes modelos de organización política. Estudiamos cada uno de ellos, eligiendo el modelo más apropiado para nuestra civilización y aplicando lo aprendido en la organización política de nuestra civilización.
  • En las primeras ciudades-estado sumerias surgió un modelo de Estado basado en el poder de una casta sacerdotal que administraba los bienes que la población entregaba en los templos para ganar el favor de las divinidades. Pronto surgieron los primeros imperios, creados por la expansión de una ciudad sobre el territorio más próximo, de la mano de líderes o caudillos militares poderosos que acaparaban la totalidad del poder. 
  • En Egipto, el faraón poseía poder absoluto, era la máxima autoridad política, jurídica y militar, además del propietario de todas las tierras. Su pueblo lo adoraba como un dios y por tanto, sus decisiones eran inapelables.
  • En el mundo griego coexistieron diferentes tipos de sistemas políticos. Desde la monarquía hasta la oligarquía de muchas "poleis", que contaban con parlamentos en los que estaba representada exclusivamente la aristocracia, los propietarios de tierras, que tomaban las decisiones que afectaban a la sociedad. Un modelo, por ejemplo, que se aplicó en la ciudad guerrera de Esparta. Sin embargo, en la Atenas clásica se produjo el nacimiento de la democracia, un sistema político en el que las decisiones eran tomadas por el conjunto del "demos" (pueblo), que elegía a sus gobernantes a través de su participación en procesos electorales.
  • La Historia de Roma también contó con diferentes sistemas de organización política. Desde la monarquía hasta la república, por ejemplo. La República romana se basaba en un complejo procedimiento de participación política que partía de las decisiones tomadas en asambleas populares pero que se concretaba en un sistema de carácter oligárquico en el que los grupos acomodados de la sociedad digirían los intereses del Estado desde las magistraturas y el Senado. Roma, al igual que ocurriera en tiempos de Alejandro Magno, construyó uno de los mayores imperios de todos los tiempos, en el que el poder era ejercido de manera única por el emperador.
  • La mayor parte de las civilizaciones antiguas eran de carácter predominantemente agrícola. Todas ellas se fundamentaban en la producción de grano y productos cerealícolas (trigo, cebada), legumbres y algunos productos típicos de la dieta mediterránea como la vid y el olivo. El excedente agrario sirvió para estimular la artesanía y el comercio y construir redes de intercambio económico con otras culturas. La aparición de diversos sistemas monetarios basados en el valor de metales preciosos como el oro y la plata, fue una de las consecuencias de este progreso económico.
  • Las sociedades antiguas se erigieron sobre una mayor especialización económica y una progresiva especialización funcional. En Mesopotamia y Egipto, la sociedad se organizaba en una estructura piramidal presidida por el gobernante y su familia en la cúspide, seguidos por altos cargos militares, funcionariales (escribas) y religiosos (casta sacerdotal). Comerciantes, artesanos, campesinos y ganaderos conformaban el resto de la población y se imponían sobre los esclavos, que eran considerados como mercancia susceptible de ser comprada y vendida. En Grecia y Roma, la sociedad estaba presidida por terratenientes, grandes propietarios de tierras (aristocracia y patricios) con una supremacía económica y política sobre el resto de la población. Tras ellos, al igual que en el caso anterior, se disponían los comerciantes, artesanos, campesinos y ganaderos seguidos de los esclavos. En Grecia y Roma, los extranjeros no contaban con los mismos derechos que el resto de los ciudadanos y el papel de la mujer era desigual en ambas culturas.
Imaginamos su religión y su cultura

A continuación nos centraremos en las actividades culturales que se desarrollaron en nuestra civilización. Para ello, debemos definir: cómo era la religión de nuestra civilización, su sistema de escritura. Tendremos que aportar ejemplos de manifestaciones documentales encontradas en ella, como un texto escrito y una obra de arte.

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, fijémonos en las siguientes recomendaciones:

  • Las religiones de las civilizaciones antiguas contaban con panteones de deidades antropomorfas, que protegían diferentes ámbitos de la vida natural y social. Crearemos propio conjunto de dioses inspirado en las religiones de las primeras civilizaciones. La mayoría de ellas eran de carácter politeísta, pero es cierto que diversos cultos monoteístas surgieron en diferentes pueblos de la Antigüedad, por lo que podemos optar por uno u otro sistema de creencias. Sería muy interesante que aportásemos historias relacionadas con la mitología de nuestra civilización.
  • Uno de los grandes hitos del amanecer de la civilización fue el nacimiento de la escritura. En la mayor parte de los casos surgió por la necesidad económica de conservar registros materiales de los intercambios y acuerdos comerciales que se firmaban. En la Antigüedad nacieron sistemas de escritura no alfabéticos, como la escritura cuneiforme y la jeroglífica o alfabéticos, como la fenicia, la griega y la latina.
  • No se puede entender el origen de la civilización sin la aparición de textos escritos. Redactaremos un texto escrito que hubiese sido encontrado entre los restos de nuestra civilización. Nos podemos inspirar en modelos existentes como el código de Hammurabi si optamos por redactar un texto legal, el Libro de los Muertos egipcio si preferismos un texto de naturaleza religiosa, la oración fúnebre de Pericles en la que se elogia un sistema político como la democracia, o quizá la "Guerra de las Galias" de Julio César si queremos contar un episodio relacionado con la expansión militar de nuestra civilización.
  • Las obras de arte también forman parte del tesoro documental que nos han transmitido las civilizaciones antiguas. Estudiaremos los estilos del arte antiguo y sus características y trabajaremos con libertad y creatividad a la hora de diseñar una obra de arte con personalidad propia y que resuma parte de la esencia de nuestra civilización.
Creamos la línea del tiempo de nuestra civilización

Toda civilización ha tenido una existencia en el tiempo. En esta última actividad debemos crear una línea del tiempo en la que reflejaremos cuándo se produjo el origen de la civilización, en qué etapas se dividió, cuáles fueron sus personajes y acontecimientos más destacados y en qué momento y por qué causas desapareció.

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, sigamos en las siguientes recomendaciones:

  • Elegimos una fecha en la que situemos el origen de nuestra civilización. Debemos intentar en todo momento que ésta sea creíble, es decir, que se corresponda con el ritmo de evolución del resto de culturas de la Antigüedad. Es necesario que expliquemos las causas que propiciaron la aparición de nuestra civilización.
  • Incluimos diferentes etapas en la evolución de nuestra civilización. Nos fijamos en las fases de evolución de las civilizaciones antiguas y establecemos una fecha de inicio y final para cada etapa, unos acontecimientos destacados y personajes sobresalientes en cada una de ellas.
  • Fijamos una fecha de desaparación de nuestra civilización y aportamos los motivos por los que ello se produjo. Podemos recurrir a factores externos como la guerra o conquista por otra civilización, internos como la aparición de conflictos civiles, epidemias o crisis económicas o incluso como consecuencia de desastres naturales como erupciones volcánicas o inundaciones fluviales.
Presentamos nuestro trabajo

Para obtener una buena calificación en esta parte de la tarea, tengamos en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Seleccionemos el contenido que vamos a comunicar al resto de la clase para que entienda las ideas fundamentales de nuestra exposición.
  • Evitemos repetir durante nuestra exposición, la información que ya refleja el vídeo o la presentación. Podemos hacer hincapié en los conceptos más importantes, poner ejemplos y expresar nuestras ideas de manera diferente a como aparecen en el material audiovisual que vamos a proyectar.
  • Repartamos de manera equitativa entre los miembros del grupo, el contenido de nuestra exposición. Resulta de gran importancia que intentemos, a lo largo de vuestra intervención, proyectar la voz de manera adecuada, hablar de forma inteligible, mirar a diferentes puntos del público y no apoyarnos en exceso en el guión que vamos a preparar para realizar la exposición oral.
Compartimos nuestro trabajo en Scoop.it

Una vez que hemos terminado producto final sobre la civilización que hemos creado, tenemos que publicar el enlace en el mural generado en Scoop.it en el que vamos recopilando todo el material creado a lo largo del proyecto.

Con el fin de realizar correctamente esta tarea, debemos tener en cuenta las siguientes orientaciones:

  • Publicar nuestro enlace en el mural de clase que hemos creado en Scoop.it. Es conveniente añadir un texto breve explicativo al recurso que vamos a compartir, que sirva para justificar el interés del material que hemos elaborado.
  • Revisar la ortografía de todos los textos antes de insertarlos en el mural.
  • Comunicar al resto de la clase de forma fluida y amena el resultado de los productos que hemos elaborado.

Recursos

Es importante, para que tu investigación sea satisfactoria, que consultes recursos y enlaces con una información de calidad y ajustada a las necesidades que se plantean en la tarea. Busca información para tu línea del tiempo en las siguientes páginas web: 

Manuales y guías

  • Aprende a crear presentaciones colaborativas con Google Docs leyendo este artículo

Recursos didácticos

Vídeos

Hay algunos que pueden ayudarnos a tener una visión mucho más completa de cada uno de los temas:

  • "Exploradores de la Historia" (documentales didácticos sobre las civilizaciones).
  • Canales de ArteHistoria en Youtube, con gran cantidad de documentales sobre las civilizaciones antiguas.

Diario de aprendizaje

Abriremos una entrada en nuestro diario de aprendizaje con el título "Creamos nuestra propia civilización".