Saltar la navegación

Hablando nos comunicamos...

Aprende

La comunicación oral tiene sus propias características. En ella la situación o el contexto extralingüístico, es decir, las circunstancias que rodean nuestras intervenciones orales, es de gran importancia.

¿Qué pasaría si le preguntas a alguien en la calle dónde hay un banco? Posiblemente te pueda indicar un lugar para sentarte porque te ha visto muy cansado o un centro financiero, por tu pinta de hombre de negocios. Por eso, necesitamos también del contexto lingüístico o conjunto de expresiones verbales que encauzan la respuesta del receptor.

Ejercicio resuelto

Además del contexto y la situación, la oralidad tiene otras peculiaridades.

Escucha este fragmento radiofónico donde el presentador saluda a un colaborador del programa y comenta qué rasgos pueden entenderse como propios de una comunicación oral.

En la Red

Pero, recuerda, hay otros muchos elementos y factores que rodean este complejo estudio de la comunicación. Sigue repasándolos de forma práctica.

Tarea

Contar historias

Uno de los actos comunicativos más repetidos es la narración. Los hombres contamos historias, unas veces reales y otras inventadas.

Vamos, ahora, a convertirnos, por un momento, en uno de esos hombres y mujeres que imaginaban y contaban historias alrededor del fuego. Eso sí, los ingredientes no serán dioses ni monstruos. Nos fijamos en un hecho cotidiano. En esta tarea, tendremos que contar una historia a otro compañero.

 

 

 

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0