Saltar la navegación

La pintura de la voz

Ejercicio resuelto


 


No confundas literatura y dificultad. Pensamos que los escritores se complican la vida empleando una lengua compleja y poco comprensible. Y no te digo que no. Pero otras muchas veces no es así. Estas dos posturas están resumidas en la expresión "difícil sencillez". Esto es lo que determina el valor literario del lenguaje.

 

 

Observa estos dos textos sobre un mismo tema: el mar.

He pasado tres días extraños: el mar, la playa, los caminos me fueron trayendo recuerdos de otros tiempos. No sólo imágenes: también voces, gritos y largos silencios de otros días. Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza. El mar está ahí, permanente y rabioso. Mi llanto de entonces, inútil; también inútiles mis esperas en la playa solitaria, mirando tenazmente al mar. ¿Has adivinado y pintado este recuerdo mío o has pintado el recuerdo de muchos seres como vos y yo? Pero ahora tu figura se interpone: estás entre el mar y yo. Mis ojos encuentran tus ojos. Estás quieto y un poco desconsolado, me mirás como pidiendo ayuda.

Ernesto Sábato. El Túnel.

El mar, el mar y tú, plural espejo,
el mar de torso perezoso y lento
nadando por el mar, del mar sediento:
el mar que muere y nace en un reflejo.
El mar y tú, su mar, el mar espejo:
roca que escala el mar con paso lento,
pilar de sal que abate el mar sediento,
sed y vaivén y apenas un reflejo.
De la suma de instantes en que creces,
del círculo de imágenes del año,
retengo un mes de espumas y de peces,
y bajo cielos líquidos de estaño
tu cuerpo que en la luz abre bahías
al oscuro oleaje de los días.

Octavio Paz. El mar y tú.

¿Entiendes todas las palabras, expresiones...?

¿Cuál te ha parecido más difícil? ¿Por qué?

Tarea

Escribir textos con valor literario

Ya has visto como gran parte de la "carga literaria" de los textos no proviene del tema que se trata sino de la forma que se da a los textos. Para comprobarlo vas a convertirte de nuevo en escritor. Una de las maneras más sencillas es empezar describiendo objetos que forman parte de nuestra realidad cotidiana.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0