Saltar la navegación

La curiosidad es saludable

Según la OMS, la salud se define como "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de molestias o enfermedades". Ha habido épocas en la historia de la humanidad en las que el concepto de salud era muy distinto debido a la falta de conocimiento científico y a la influencia de ciertas tradiciones culturales.

En la actualidad, todos sabemos qué hábitos pueden contribuir a mejorar nuestra salud: hacer ejercicio, seguir una dieta equilibrada, cuidar ciertos comportamientos higiénicos y tener conductas preventivas. Sin embargo, la presión social, cultural y comercial influye en nuestro comportamiento ante la salud.

Además, muchas personas mantienen ideas equivocadas acerca de este tema. Por ejemplo; que estar sano es, simplemente, no estar enfermo o que sólo cuando llega la enfermedad hay que tomar medidas correctoras. También están quienes creen que un individuo es totalmente libre para tomar decisiones sobre su cuerpo, sin importar las consecuencias para los demás.

El primer paso para mejorar nuestra salud y la de los que nos rodean es tener las ideas claras y estar bien informados. Por eso, en este proyecto nos proponemos profundizar, investigar y debatir sobre la "salud". Vamos a ser personas curiosas, que planteen dudas, investiguen, debatan y compartan con los demás sus conocimientos. ¡Porque la curiosidad es también un hábito saludable!

 

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas

(Albert Einstein)

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0