Saltar la navegación

Desde lo simple… hasta un poco más lejos

- ¿Qué tal, chicos, habéis entendido cómo se forma una palabra?

- Sí, profe. Parece fácil, pero vamos, que hay que ver la importancia que puede tener un par de letras dentro de una palabra.

- Además de eso, yo lo que he entendido es que a unas palabras se les puede quitar o añadir partes y a otras no. Eso sí que me lía un poco más.

- Pues sí, Dani, así es. Vamos a leer este cuento, a ver qué conclusiones podemos extraer de él.

Actividad de lectura

Veamos, dijo el profesor:

- ¿Alguno de ustedes sabe que es lo contrario de "in"?

- "¡Out!", respondió prestamente un alumno.

- No es obligatorio pensar en inglés. En español, lo contrario de "in", como prefijo privativo, claro, suele ser la misma palabra, pero sin esa sílaba.

- Sí, ya sé, profesor: Insensato y sensato, indócil y dócil.

-Parcialmente correcto; no olviden muchachos que lo contario del invierno no es el vierno, sino el verano.

- No se burle, profesor...

- Vamos a ver... ¿Sería Ud. capaz de formar una frase más o menos coherente con palabras que si son despojadas del prefijo "in" , no confirman la ortodoxia gramatical?

- Probaré.... Aquel dividuo memorizó sus cógnitas. Se sintió dulgente, pero dómito. Hizo ventario de las famias, con que tanto lo habían cordiado, y aunque se resignó a mantenerse cólume, así todo en las noches padecía de somnios ya que le preocupaban la flación y su cremento.

El profesor admitió sin euforia:

- Sulso, pero pecable.

Prefijos, Mario Benedetti

El profesor de este relato estudia con sus alumnos el valor del prefijo "in". ¿Todas las palabras que comienzan así contienen un prefijo?

Autoevaluación

Forma una palabra derivada a partir de los siguientes verbos empleando el sufijo más adecuado entre la lista que te proporcionamos:

Banco de sufijos: ida, encia, ación, ancia, ición, ador, miento. 

a) Aplicar: .

b) Ignorar: .

c) Abolir: .

d) Partir: .

e) Sufrir: .

f) Asistir: .

g) Ordenar: .

Habilitar JavaScript

En la Red

 

A la vez que repasas todos los conceptos estudiados, ve realizando algunas actividades de formación de palabras. Si tienes dudas, plantéala en clase y la trabajaremos entre todos.

Actividad de lectura

De nuevo acudimos a La Celestina. Esta vez para trabajar este apartado del léxico.

Calixto acude a la Celestina en busca de sus conjuros y magias para que le ayude a conseguir el amor de Melibea. En esta ocasión, lo dedica a Plutón para que Melibea se enamore del joven y contrate sus servicios. Para ello, ha hechizado un hilado y tiene que conseguir que ella lo compre.

Lee el fragmento con atención:

Conjúrote, triste Plutón, señor de la profundidad infernal, emperador de la corte dañada, capitán soberbio de los condenados ángeles, señor de los sulfúreos fuegos que los hirvientes volcanes manan, gobernador de los tormentos y atormentadores de las almas pecadoras, administrador de todas las cosas negras de los infiernos, con todas sus lagunas y sombras infernales y litigioso caos. Yo, Celestina, tu más conocida cliente, te conjuro por la virtud y fuerza de estas bermejas letras, por la sangre de aquella nocturna ave con que están escritas, por la gravedad de estos nombres y signos que en este papel se contienen, por el áspero veneno de las víboras de que este aceite fue hecho, con el cual unto este hilado, a que vengas sin tardanza a obedecer mi voluntad y en ello te envuelvas y con ello estés sin irte ni un momento, hasta que Melibea lo compre y con ello de tal manera quede enredada, que cuanto más lo mirare, tanto más su corazón se ablande a conceder mi petición, y se lo abras y lastimes del crudo y fuerte amor de Calisto; tanto que, despedida toda honestidad, se descubra a mí y me premie mis pasos y mensajes; y esto hecho, pide y demanda de mí a tu voluntad. Si no lo haces con rapidez me tendrás por capital enemiga; heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras; acusaré cruelmente tus continuas mentiras; apremiaré con mis ásperas palabras tu horrible nombre. Y otra y otra vez te conjuro; y así confiando en mi mucho poder, parto para allá con mi hilado, donde creo te llevo ya envuelto.

La Celestina, Fernando de Rojas

Ahora te toca a ti desarrollar tu creatividad. Y vas a hacerlo jugando con las palabras.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0