Saltar la navegación

Solo los que aprueban una opinión la llaman opinión

En clase

- Muy bien, chicos. Me habéis vuelto a dejar impresionados con vuestra capacidad de analizar y redactar titulares; así da gusto.

- Yo he flipado con los sensacionalistas, profe. Mi compañero y yo echábamos un vistazo a la noticia y a veces era más impresionante lo que se decía en el titular que el resto. ¡Vaya si conseguían que nos llamara la atención! Son unos linces, estos periodistas. Y cuando yo me puse a escribirlos, me pasaba igual.

- ¿Verdad que sí? Por esta razón, justamente, es por la que os insisto en que debéis ser críticos con lo que leéis, no creer todo a pies juntillas, porque habría entonces tantas verdades como periódicos se publican (además de la radio y la televisión, Internet...). Y debéis prestar más atención, todavía, cuando se trata de un artículo de opinión.

- ¿Y qué hacemos entonces, profe, no nos creemos nada? ¡Pues para eso no leo, vaya!

-¡Para, para... que nos conocemos ya, Dani! Una vez leído, solo tienes que reflexionar sobre lo que te dicen y concluir con una opinión propia (que puede coincidir o no con esta). Vamos a verlo con un ejemplo.

Ejercicio resuelto

EL MUNDO DIGITAL

Blogs

Hartas de renunciar

La principal medida de conciliación que se ha puesto en marcha en España en las últimas décadas ha sido el descenso drástico de la tasa de fecundidad, y ha sido tomada a partir de las decisiones individuales de las propias mujeres y las familias.

La situación social de las mujeres en España y en otros países que comparten nuestra tradición cultural y que hoy enfrentan los problemas más graves en materia de conciliación de la vida familiar y laboral, parece haberse escrito en clave de renuncia. Para nuestras abuelas y nuestras madres, la renuncia directamente apuntaba a sus derechos básicos. No podían estudiar y no podían trabajar porque tenían que dedicarse a atender a su familia.

Nosotras y, probablemente, nuestras hijas, nos enfrentamos a una renuncia diferente. Si queremos ser económicamente independientes y tener posibilidades de progresar en nuestro desarrollo profesional, el problema es buscarle el momento oportuno a la maternidad. Pero, incluso, esta renuncia que evidentemente hemos hecho, no ha servido para eliminar completamente el efecto negativo que la maternidad tiene sobre la inserción laboral de todas las mujeres, seamos o no madres de muchas o pocas criaturas.

Resolver esto pasa por tres elementos. En primer lugar, un cambio social y cultural que afecta al papel que mujeres y hombres jugamos en las tareas relacionadas con el cuidado de niñas y niños, y en este punto no queda más remedio que decir que las mujeres llevamos varios cuerpos de ventaja y que es el momento de que los hombres cuestionen su papel respecto de la crianza y el cuidado.

En segundo lugar, toda la sociedad es corresponsable de que las tareas relacionadas con el cuidado sean compatibles con el empleo, con la participación política, con la investigación científica o con la creación artística.

Este es un tema que está más allá de las vivencias y las anécdotas personales. Es un problema social que es necesario abordar desde la agenda política, con un objetivo claro: mayor bienestar y cohesión social, y mejor redistribución de las oportunidades económicas para mujeres y hombres.

 

Marisa Soleto. "Hartas de renunciar". [en línea]. El Mundo digital, Blogs. Actualizado 02 junio 2011 08:42 horas.

<http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/ellas/2011/06/02/hartas-de-renunciar.html>.[Consulta: 3 de junio de 2011].


Una vez leído el texto con atención, para entenderlo con exactitud, es importante realizar un ejercicio de reflexión, que constará de tres partes.

Resumen: ¿qué se nos cuenta en el artículo?

Comentario: ¿cómo se argumenta?

Opinión personal: ¿qué opino yo sobre el tema?

Tarea

Redactar una crítica periodística

La crítica periodística es uno de los géneros de opinión más populares. Nosotros la llevamos a cabo de manera espontánea cuando recomendamos a alguien una canción, un libro o una película.

En esta tarea queremos que redactes tu primera crítica que, como acabamos de ver, forma parte de los géneros periodísticos de opinión. Puedes optar por reflexionar sobre la última película que has visto en el cine, una serie de televisión, una canción o un libro que has leído recientemente. ¿Qué prefieres? Empieza leyendo con detenimiento cuáles son las características de una crítica periodística.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0