Saltar la navegación

Hablan los protagonistas de la historia

Actividad de Lectura

Continuamos trabajando y leyendo textos dialogados. Aunque no se trata de una obra de teatro sí que aparecen varios personajes (Santos, Fernando, Sebas y Miguel) que entablan un diálogo. ¿Quién quiere "ser" cada uno de ellos?

El Jarama es una novela de los años cincuenta en la que su autor plasma extraordinariamente, a través del diálogo, la lengua coloquial que caracteriza a sus protagonistas. Responde en tu cuaderno a estas cuestiones:

  • Describe la situación de estos jóvenes: donde están, que están haciendo. Incluso podrías tratar de  hacer un dibujo en el que se refleje la postura de cada uno. Si no, describe al menos dónde estarían sentados y cuál sería su distribución.
  • ¿Qué recursos emplea el escritor para reflejar las conversaciones entre estos jóvenes? ¿Qué efecto produce el diálogo en la narración?

El sol arriba se embebía en las copas de los árboles, trasluciendo el follaje multiverde. Guiñaba de ultrametálicos destellos en las rendijas de las hojas y hería diagonalmente el ámbito del soto, en saetas de polvo encendido, que tocaban el suelo y entrelucían en la sombra, como escamas de luz. Moteaba de redondos lunares, monedas de oro, las espaldas de Alicia y de Mely, la camisa de Miguel y andaba rebrillando por el centro del corro en los vidrios, los cubiertos de alpaca, el aluminio de las tarteras, la cacerola roja, la jarra de sangría, todo allí encima de blancas, cuadrazules servilletas, extendidas sobre el polvo.

- ¡Bueno, hombre!, ¿qué os pasa ahora? ¿Me la vais a quitar?

- Echaba el brazo por los hombros de Carmen y la apretaba contra su costado, afectando codicia, mientras con la otra mano cogía un tenedor y amenazaba, sonriendo:

- ¡El que se arrime...!

- Sí, sí, mucho teatro ahora -dijo Sebas-; luego la das cada plantón, que le desgasta los vivos a las esquinas, la pobre muchacha, esperando. - ¡Si será infundios! Eso es incierto.

- Pues que lo diga ella misma, a ver si no.

- ¡Te tiro...! -amagaba Santos levantando en la mano una lata de sardinas.

- ¡Menos!

- Chss, chss, a ver eso un segundo... -cortó Miguel-. Esa latita.

- ¿Esta?

- Sí, esa; ¡verás tú...!

- Ahí te va.

Santos lanzó la lata y Miguel la blocó en el aire y la miraba:

- ¡Pero no me mates! -exclamó-. Lo que me suponía. ¡Sardinas! ¡Tiene sardinas el tío y se calla como un zorro! ¡No te creas que no tiene delito! -miraba cabeceando hacia los lados.

- ¡Sardinas tiene! -dijo Fernando-. ¡Qué tío ladrón! ¡Para qué las guardabas? ¿Para postre?

Reflexión


Vamos ahora a leer este segundo texto. ¿Observáis alguna diferencia con respecto al anterior? Se trata, de nuevo, de una narración literaria en la que aparece el diálogo.

Me preguntó si no tenía amigos. Le dije que no. Me preguntó por qué, y yo le respondí que lo ignoraba. « ¿Sabes quién soy yo?» «Sí. Tú eres Montes Ladeira, Sotero, el primero de la clase. Pareció satisfecho. «Si quieres, puedes andar conmigo.» No dijo «jugar», y me chocó. Y empezó a hablarme de lo mucho que sabía de geografía, más de lo que creía el mismo profesor. «Porque yo tengo libros, ¿sabes? Tengo libros. ¿Y tú? ¿No tienes libros?» «No. Los de estudio nada más.» « ¿Y en tu casa no hay?» «No, no sé. Nunca miré.» «Entonces, ¿qué hay en tu casa?» No supe qué contestarle, porque sillas, y camas, y otra clase de muebles, no eran la respuesta que él esperaba; eso lo adiviné. 

El primero de la clase,  Gonzalo Torrente Ballester

En la Red

 

Comprueba que puedes distinguir con claridad ambos estilos, el directo y el indirecto.

 
   

Practica y aprende el uso de los verbos dicendi.

 

 

Las tres primeras actividades que encontrarás aquí te ayudarán a mejorar tu vocabulario y a evitar el uso excesivo del verbo decir en tus diálogos.

 
 
Practica, por último, aquí y aquí el cambio de estilos en el diálogo.
 

Tarea

¿De qué hablan y cómo hablan? ¿Serías capaz de reflejar vuestra forma de hablar en un texto literario, como hizo el autor de El Jarama?

Vamos a asumir un reto bastante importante. Redactar un texto literario en el que a través del diálogo entre unos personajes se refleje la forma de hablar de los jóvenes actuales.

El trabajo que os proponemos, tendrá dos partes: la redacción del texto y su grabación. En una valoraremos el trabajo de cada uno y en la otra, el trabajo en grupo.

 

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0