Saltar la navegación

¿No es lo mismo predicar que dar ejemplo?


En clase-Pero Manuel, si nos dijiste ayer que hoy íbamos a estudiar el sintagma verbal en las oraciones simples...

-A ver, alguien que me diga el significado del refrán "no es lo mismo predicar que dar ejemplo".

-Claro, y eso estamos haciendo. ¿O no recordáis que la función del sintagma verbal es ser predicado?

-Ya veo por donde van los tiros.

-Entonces, Sergio, a ver, responde la pregunta.

-Bueno, yo creo que "predicar" es decir algo y "dar ejemplo" es actuar, hacer algo. Vamos, lo de complemento y verbo.

-Vaya, cómo tienes de despierta la intuición. Muy bien, eso está muy bien. Si os dais cuenta, cuando hablamos de una persona, animal o cosa siempre decimos lo que hizo y solemos apuntar algo más. Es decir, estamos haciendo oraciones gramaticalmente correctas. Por lo tanto, en nuestro caso no es lo mismo predicar que dar ejemplo, aunque los dos forman parte del sintagma verbal.

Aprende

Para algunos gramáticos, el predicado es la parte más importante de la oración. Es el constituyente que ofrece información sobre el sujeto. Sin él no existiría la oración y siempre contiene una forma verbal personal.
 
Este verbo es el núcleo del predicado y puede ir acompañado de complementos, con los que formará un sintagma verbal.

Ejercicio resuelto


Leamos detenidamente este fragmento de un cuento popular titulado "La niña de los tres maridos"

"Un padre tenía una hija muy hermosa, pero muy terca. Tres pretendientes pedían su mano, y ella quería casarse con los tres, sin renunciar a ninguno. El padre propuso a los tres jóvenes que se fueran por el mundo a buscar una cosa que fuera única en su especie; y aquel que trajese la mejor y la más rara se casaría con su hija.

Los tres jóvenes se echaron al mundo a buscar y decidieron reunirse un año después a ver qué había encontrado cada uno. Pero al cumplirse el año se pusieron en camino hacia el lugar en el que se habían dado cita con las manos vacías".

"La niña de los tres maridos" (Cuento popular) 

¿Recuerdas lo aprendido en la unidad anterior sobre el sujeto? Señalemos ahora cinco sujetos y sus respectivos predicados.

Autoevaluación

Escribe en la casilla correspondiente el predicado de las siguientes oraciones:

¿Ha llegado ya  el médico de urgencias?

Me gusta muchísimo el chocolate a la taza.

Entre los tres lo hicieron.

Eso lo sabe hasta un niño.

La mayoría de los asistentes no vio el final de la conferencia.

Habilitar JavaScript

Tarea


¿Cómo podemos evitar algunos de los errores básicos al escribir?

Como veis, no es complicado distinguir el sujeto del predicado en oraciones y textos. Sin embargo, en ocasiones, no resulta tan sencillo.

Al escribir,  solemos cometer muchos errores que dificultan el análisis de esta relación entre el sujeto y el predicado. Es muy importante que evitemos estos errores no solo para analizar las frases sino sobre todo para escribir bien. Uno de los más comunes es el de la discordancia gramatical y concordancia semántica.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0