Saltar la navegación

Entre fantasmas

Fantasma
Gallowglass. Medieval ghost (CC BY-SA)

¿Crees en los fantasmas?

Pues estás viendo uno. No tengas miedo, no llevo cadenas colgando ni atravieso paredes, pero me puedes ver claramente. Eso sí, como a los buenos fantasmas, sólo por la noche.

Me vio tu tatarabuelo, tu bisabuela, tu abuela, tu padre; me estás viendo tu y me verán tus hijos, tus nietos, ...

¿Asombrado? Seguro que sí. Mi nombre es Albadetanor y si miras al cielo una noche estrellada me podrás ver. Soy una estrella, y ya he desaparecido...

¿Cómo es posible? Muy simple, estoy tan lejos de la Tierra que mi luz todavía seguirá llegando durante muchísimos años.

Supongo que mi nombre no te resultará familiar. ¿Sabes cómo nos ponen el nombre a nosotras las estrellas?

No siempre es igual. Los nombres mas antiguos conservados hasta nuestros días son de traducciones árabes de textos babilonios ya perdidos. Por eso nombres como Altair, Aldebarán, Alioth tienen el prefijo "al" como otras palabras de procedencia árabe como almendra o almohada.

También podrás encontrar nombres como Antares o Spica aunque estos son de origen Griego o Latino.

Como al pasar el tiempo se descubrían cada vez mas estrellas, en 1603 el astrónomo Johanes Bayer intentó simplificar la forma de nombrar a las estrellas utilizando las letras del alfabeto griego seguidas del genitivo de la constelación y ordenadas por su brillo. Así Alpha Leonis indica que es la mas brillante de la constelación de Leo.

¿Sabes cuantas letras tiene al alfabeto griego? ¿Qué hacer si la constelación tiene demasiadas estrellas? Así es como en 1712 John Flamsteed introdujo la idea de sustituir el alfabeto griego y enumerar las estrellas de una constelación. Por ello Alpha Leonis es conocida también como 32 Leonis.

En cualquier caso todos los sistemas siguen siendo utilizados y aceptados en nuestros días.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0