Saltar la navegación

Mi primer mensaje encriptado

Si miramos a nuestro alrededor podemos observar una gran cantidad de señales que utilizamos habitualmente de las que conocemos su traducción al lenguaje oral. Así, existe un lenguaje de circulación en el que la señal que ves se traduce como dirección prohibida.

Es curioso observar como muchos de los códigos que tenemos a nuestro alrededor conseguimos traducirlos ya que conocemos su significado. Pero ¿Y si no lo conociéramos?

Uno de los métodos que utilizaba Dorotea para crear mensajes cifrados es el siguiente: Consitía en desplazar las posiciones que ocupa cada letra en el abecedario una cantidad de puestos. Por ejemplo, si desplazamos cada letra 3 lugares, la letra "a" (que ocupa la posición 1) sería la "d" (que ocupa la posición 1+3=4), la letra "b" (que ocupa la posición 2) sería la "e" (que ocupa la posición 2+3=5)... la letra "x" (que ocupa la posición 25) sería la "a" (ya que 25+3=28 y como el abecedario tiene 27 letras, sería como si le diéramos la vuelta y comenzamos con la primera otra vez, es decir, la letra "a"), la letra "y" sería la "b" y la letra "z" sería la "c". de esta forma, para escribir "hola" escribiríamos "krñd".

Así podríamos construir mensajes codificados muy raros de forma que la persona que supiera el desplazamiento que hemos hecho conocería el contenido del mensaje.

Normalmente estos mensajes comienzan indicando la codificación que utilizan. Para ello se utiliza la primera palabra del mensaje que debe ser de dos letras. La primera sería una letra cualquiera del abecedario y la segunda la letra que le corresponde en la codificación. Así, nuestro mensaje anterior habría comenzado por la palabra "ad" que significaría que a la letra "a" le corresponde la "d", es decir, a la letra que está en la posición 1 del abecedario le corresponde la que está en la posición 1+3=4.

¿A que es curioso?

Tarea

¿Mis mensajes codificados?

Ahora te proponemos la siguiente tarea para realizar con el procesador de textos o Google Docs.

Divide una hoja en dos cuadros uno inferior y otro superior.

  1. Para el cuadro superior elige una frase importante en matemáticas que siempre se debería tener presente y que va a ser tu mensaje. Crea tu propio código según las indicaciones que te hemos dado anteriormente y escribe en el cuadro en letra bien grande el mensaje codificado según las indicaciones anteriores. Escribe debajo tu nombre sin codificar.

     

  2. En el cuadro inferior deberás escribir en lenguaje matemático al menos tres expresiones que utilizamos en el lenguaje habitual indicando su significado. Por ejemplo 2C = Doble de una cantidad.

     

  3. Decora la hoja que has realizado, imprímela y colócala en tu aula.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0